Publicado en Raspberry Pi, Videojuegos

RetroPie. Paso 2: Configurar mandos USB

Si has seguido el paso 1 para instalar RetroPie, lo primero que verás será la pantalla de bienvenida de EmulationStation donde te insta a presionar el botón A para empezar a configurar tu gamepad.

Hay que tener en cuenta que hay 3 tipos de mandos para configurar: mando USB, mando bluetooth y teclado.

Si tienes conectado uno de los primeros pondrá 1 GAMEPAD DETECTED, y al dejar pulsado el botón A aparecerá debajo el nombre del mando y comenzará el resto de la configuración de los botones.

Si tu mando tiene menos botones de los que RetroPie pretende configurar, tan sólo deja pulsado cualquier botón para saltar la configuración de cada botón que no tengas, hasta llegar al final.

Estos son los mandos más típicos y sus posibles correspondencias, obviamente la configuración es al gusto:

 

 

 

 

Si es un teclado USB, sin embargo, aparecerá el mensaje NO GAMEPADS DETECTED, porque es verdad, no es un gamepad, pero lo podemos convertir en uno. Pulsa la tecla que quieras que sea el botón A (yo utilizo la letra X) y sigue configurando el resto de botones.

Por último, si tu periférico se conecta mediante el bluetooth interno de la Raspberry Pi (únicamente en la 3), lamento decirte que requiere una configuración especial, por lo que vas a necesitar conectar un teclado USB.

Poner un teclado para dejar la Raspberry Pi perfectamente configurada al principio es algo que aconsejo mucho, aunque no es fundamental ya que podemos conectarnos por SSH para poder mandar comandos desde un ordenador, móvil o tablet.

Pero eso en el próximo paso que aquí hemos venido a configurar mandos. Por cierto, si después de configurar el primero, quisieras configurar más, solamente tendrías que acceder a Menú (botón select) > Configure Input (botón A) > Yes (botón A). Y comenzará el mismo proceso, que tendrás que cumplir con el siguiente mando a configurar.

Con esto tendríamos configurados nuestros mandos para movernos por los menús del EmulationStation (intefaz gráfica de RetroPie), así como para jugar a todos los emuladores. Hay algunos que requieren de una configuración de mandos extra, y a todos se les puede configurar los mandos de manera independiente, pero no suele ser necesario.

Finalmente nos quedaría poder configurar los mandos bluetooth, pero eso lo dejamos para un artículo a parte, que vamos a necesitar un teclado o una conexión SSH y todavía no hemos explicado como tener red en RetroPie.

Publicado en Raspberry Pi, Videojuegos

RetroPie. Paso 1: Descargar e instalar

Bien, ya hemos decidido que vamos a montar una recreativa en el salón con más de 50 emuladores de videoconsolas antiguas. Ahora necesitamos saber cómo hacerlo.

El primer paso es descargar la última versión de RetroPie, a día de hoy es la 4.2, pero lo mejor es acceder a la web oficial y elegir la versión para la Raspberry que tengamos en casa, ya sea la Zero o la 1 por un lado, o si es la 2 o la 3 (altamente recomendable). Esto nos descarga un fichero que será la imagen del sistema operativo, pero comprimido en formato .GZ. Hay que descomprimirlo para obtener un .IMG.

El segundo paso es meter la imagen del sistema operativo RetroPie en una tarjeta microSD. Debe ser de al menos 4 GB, aunque yo hace tiempo vengo utilizando una de 16, que luego le meto muchas cosas extras, aunque con una de 8 valdría también, lo difícil es conseguir una a día de hoy.

Si quieres pasar la imagen a la tarjeta desde un terminal Linux, se hace exactamente igual que cuando lo hicimos con Raspbian: ver tutorial. Pero si lo quieres hacer de manera gráfica yo aconsejo Etcher. Es un software multiplataforma (Linux, MacOS, Windows) extremadamente sencillo. Lo instalas, eliges la imagen, eliges la tarjeta o pendrive dónde quieres grabarla y ejecutas.

Como siempre, a mi me gusta tener el software actualizado mediante los repositorios oficiales, así que ahora voy a explicar cómo hacerlo para cualquier Linux basado en Debian (Ubuntu, Mint, etc.). Si vas a utilizar otro sistema operativo (MacOs, Windows, Linux RPM, etc.) puedes saltar las siguientes líneas e instalarlo directamente desde la web oficial de Etcher.

Agregar el repositorio:

echo "deb https://dl.bintray.com/resin-io/debian stable etcher" | sudo tee /etc/apt/sources.list.d/etcher.list

Obtener llave GPG:

sudo apt-key adv --keyserver hkp://pgp.mit.edu:80 --recv-keys 379CE192D401AB61

Actualizar repositorios e instalar:

sudo apt-get update
sudo apt-get install etcher-electron

Perfecto, ya tenemos RetroPie en la tarjeta microSD. Ahora la ponemos en la Raspberry Pi, la encendemos y, tras un reinicio automático para expandir el sistema de ficheros (fundamental), nos aparecerá el primer arranque de Emulation Station, que será la capa gráfica para manejar todos nuestros emuladores, mandos de juego etc. Pero eso ya en el próximo tutorial.

RESUMEN: descargar imagen de RetroPie de su web oficial y descomprimir, descargar Etcher de su web oficial, conectar microSD al ordenador, abrir Etcher, seleccionar imagen de RetroPie, seleccionar microSD, ejecutar, desconectar microSD del ordenador, conectar microSD a la Raspberry Pi, encender Raspberry Pi.

Publicado en Raspberry Pi, Videojuegos

RetroPie: consolas antiguas en tu Raspberry Pi

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer este tutorial, así que voy a aprovechar el descanso estival para ello. La idea es montar una máquina recreativa en el salón de casa ocupando el espacio de una tarjeta de crédito. ¿Cómo? Instalando RetroPie en una Raspberry Pi.

Antes de nada tienes que saber lo que es una Raspberry Pi, mira este artículo que escribí hace 2 años, han actualizado algunas cosas, pero el concepto es el mismo: una placa base diminuta con la potencia suficiente para ser nuestro centro de entretenimiento casero.

Ya vimos como montar un centro multimedia completo, ahora vamos a montar una máquina recreativa con emuladores de las más famosas videoconsolas antiguas: MAME, Neo-Geo, ScummVM, PlayStation, Super Nintendo, Game Boy, etc.

RetroPie no es más que un sistema operativo para Raspberry Pi que, sobre base Raspbian, viene con todo lo necesario para disfrutar de más de 50 emuladores para todos los gustos. Ya que, además de los propios emuladores, viene con un montón de drivers para hacer compatibles mandos USB, mandos bluetooth, y los mandos propios de la PlayStation 3 y 4, la Xbox 360 y muchos más. Por no hablar de ports míticos como Doom, Transport Tycoon o Wolfenstein 3D.

Además es importante el dato de Raspbian ya que, gracias a ello, además de convertir la Raspberry Pi en una recreativa, podrás instalar todo lo que la RPi soporta: Kodi, Transmission, Samba, etc.

Ya sabemos lo que queremos hacer así que a partir de ahora iré haciendo artículos independientes con cada parte: instalación, configuración de emuladores, configuración de mandos, instalación de paquetes adicionales, etc. ¡Vamos allá!