Publicado en Bitácora, Internet

Hoy cumple 12 años la criatura

12-years

Doce años. Más de un tercio de mi vida. Y hablando de tercios, hoy habrá que tomarse alguno en honor al nacimiento de este humilde blog. Ya sé que muchos me dirán que casi no escribo, cierto, pero es que yo también he ido cumpliendo años. Además, la tecnología evoluciona, ahora perdemos más tiempo en redes sociales que antes ni existían. Pero sí, lo tengo abandonado al pobre.

Después de tantas transformaciones, tanto estéticas como de contenidos, me estoy planteando volver al formato “personal”. Total, aquí ya no entro ni yo, así que igual desparramo un poco lo que se me pase por la cabeza. Ya veremos, igual lo sigo dejando como bloc de notas, o igual no escribo más. Eso sí, el dominio lo tengo con renovación automática.

En fin, que son 12 años ya, 12 como 2 packs de 6 birras, ya sabes. Sean buenos, pero no demasiado.

Publicado en Bitácora

Pues ya son 10 años por aquí

La pena es haber estado 2 lustros escribiendo en un blog irrelevante mientras que otros, como Mark Zuckerberg, lanzaban el mismo año lo que les haría millonarios. Pero mejor no pensar en ello y hacer balance del pasado, porque normalmente la pregunta es: ¿dónde te ves dentro de 10 años? Cuando lo divertido es: ¿te veías así hace 10 años? Y no, obviamente no, ni parecido.

Hace 10 años todavía estaba en la universidad, trabajando en el circuito del Jarama los fines de semana y dando clases particulares después de la facultad. Mis sueños eran irme a estudiar fuera, probablemente para no volver, vivir en algún país del norte de Europa o dar el salto a EE.UU. o Japón, dedicarme a la investigación en el campo de la robótica y la inteligencia artificial, aprender idiomas… ya sabes, todo eso que no ha pasado y que probablemente ya no pase.

Nunca me he sentido muy de aquí, y no estoy hablando de patriotismo, pero al final echas raíces y te acostumbras. En estos 10 años ha muerto gente, pero también han nacido. He perdido buenas amistades y he ganado otras tantas. Nada fuera de la lógica habitual. Pero, a pesar de no haber cumplido las expectativas, creo que he seguido un camino del que no puedo arrepentirme demasiado. He viajado por todo el mundo, he ido a todos los conciertos que una persona puede soportar, he practicado los deportes que me entusiasman, tengo un trabajo que me gusta y le importo a las personas importantes. Creo que la ambición que tenía hace 10 años no se conformaría con ésto, como es lógico, pero puedo decir que tampoco ha sido un desastre.

¿Y dentro de 10 años más? Pues espero que el blog siga, la actividad no es frenética, pero siempre viene bien tomar algunos apuntes por aquí o soltar cualquier cosa que quiera volver a ver dentro de un tiempo. Ésto no es más que un “diario en la nube”, tanto para lo personal como para lo profesional y lo cómicofestivo. Respecto a mi vida, lo más seguro es que no acierte absolutamente nada, aunque cuanto mayor te haces, menos bruscos son los cambios. Supongo que lo único que sí tengo un poco claro es que seguiré trabajando en lo mismo, o parecido, o en la evolución tecnológica de lo que hago ahora (que en esto de la informática nunca se sabe…), pero respecto al lugar o al éxito es demasiado difícil de aventurar.

Nada más por hoy. Si el trabajo, la familia, las redes sociales y el RBP me lo permiten, intentaré escribir más a menudo por aquí, pero no prometo nada. Salud.

Publicado en Frikis, Internet, Viajes

Ya no eres nadie si no tienes un Harlem Shake

El fin de semana previo a la Semana Santa, el día 23 de marzo más concretamente, se celebró el evento más importante del año: el GERE (Garrafa Evento RAT España). Como su propio nombre indica, es la reunión de los miembros españoles del RAT (Troy nunca viene) en casa de su ilustre San Pancracio, Garrafa, allá por las tierras del lejano Cádiz.

Y como buenos frikis interneteros, nos vimos en la obligación de continuar con la moda que más fuerte está pegando en la red: Harlem Shake. Ya tienen su pamplina todo tipo de famosos, futbolistas, animadoras, actrices porno… el caso es que nosotros no íbamos a ser menos así que nos pusimos manos a la obra.

Lo primero fue hacerse con la aplicación Harlem Shake Maker, la cual te graba los vídeos y te los monta con la música. Fácil, cómodo y para toda la familia. Pero antes del gran momento había que probar que todo funcionaba como debía, he aquí la primera demo:

Viendo que la cosa podía salir bien, preparamos todo lo necesario y sin especificar absolutamente nada de nada, en una sola toma, salió esto. ADVERTENCIA: vergüenza ajena elevada.

Publicado en Bitácora, Tecnología

Posibles regalos para mi inminente cumpleaños

Es una pena hacerse viejo, pero alguien muy sabio, pensando en la hiel que produce tal efecto, pensó en endulzar el momento exacto en que se conmemoran los años de vida con regalos, bueno, quizá fuera algún centro comercial o magnate del capitalismo, en cualquier caso, recibir un presente por la hazaña de haber sobrevivido un año más, es una costumbre inevitable.

Y ya puestos, aprovecho que en breve habré vivido un año más, para recordar las cosas que, a pesar de no ser totalmente necesarias, me gustaría tener. Enseres que disfrutaría, no como un niño con zapatos nuevos, que todos sabemos que estrenar calzado nunca fue algo agradable, sino de verdad, como cuando recibes un regalo que realmente te gusta y no tienes que fingir sorpresa y gusto a la vez, harto difícil.

PS3 + F1 2012

Nadie se sorprenderá al saber que soy un gran aficionado a la Fórmula 1. Pues bien, la nueva PlayStation 3, más pequeña, más ligera y con 500 GB de disco duro, viene con una oferta de lanzamiento acompañada del F1 2012, juego que amo. 296.95 € aquí.

Rocksmith

Como ya estoy un poco cansado de tener que tocar una guitarra de plástico para poder jugar, estaría muy bien tener el Rocksmith, un juego tipo Guitar Hero pero tocando con una guitarra real. La guitarra ya la tengo, así que con el juego me bastaría (otra guitarra tampoco sería despreciada). 86.95 € aquí. También disponible para PC, por si acaso nadie me regala la PS3.

Samsung Galaxy S III

Flamante apasionado de Android, es obvio apostar por esta maravilla de la tecnología moderna. No es un regalo barato, pero sois muchos para poner y yo ya necesito renovar mi viejo Nexus One. 549 € libre aquí.

No se me ocurren muchas más cosas que me hicieran especial ilusión. Las frikadas siempre son opciones acertadas, cualquier chorrada sobre el cubo de Rubik, Star Wars o Mario Bros., siempre son bien recibidas. Pero no os preocupéis demasiado, son sólo cosas materiales, inertes, sin vida, lo importante de verdad está más allá, lo importante de verdad no se puede comprar, requiere sacrificio, esfuerzo… si no sabes qué regalarme, entrégame lo que es realmente importante: dinero. Ya veré yo que hago con él xD

Publicado en Bitácora

El robo inmoral de Iberdrola a unos ancianos

Josefina y Julián son un matrimonio de ancianos de 86 y 87 años respectivamente. Viven en su piso de 40 metros cuadrados con un único dormitorio, la medicina les confirmó el capricho de la naturaleza: no podían tener hijos. Pero no era la única desgracia que les esperaba, Josefina empieza a tener un Alzheimer muy avanzado, enfermedad que enterró a su hermana Pilar, mi abuela. Julián hace lo posible por cuidar de ella pero la situación empieza a ser muy complicada y sus fuerzas muy escasas.

En esto que reciben la llamada de un avispado comercial de Iberdrola que pretende hacerles una rebaja muy seductora en su factura de la luz. Julián sólo escucha ventajas y acepta el cambio desde su antigua compañía con la que nunca tuvo problemas. Pero no es oro todo lo que reluce, y engañar a un abuelo siempre ha sido harto sencillo.

La primera factura de Iberdrola debería ser sustancialmente menor que las que tenían antes, pero la realidad de nuevo se ceba con la pequeña familia. El montante asciende a 3.000 euros. Así es, dos ancianos de casi 90 años gastan 3.000 euros de luz en un piso de 40 metros cuadrados. Obviamente Julián llama a la compañía para avisar del error, pero no le hacen caso y le instan a pagar la factura. Hecho que, por supuesto, se niega a realizar.

Como no podía ser de otra manera, Iberdrola no intenta siquiera investigar el fallo y les cortan la luz. Si ya es difícil cuidar a una anciana con Alzheimer, hacerlo a oscuras, sin poder cocinar y con la comida de la nevera en riesgo de echarse a perder, es algo inhumano. Así que Julián vuelve a llamar a Iberdrola explicando que es un pensionista y que no puede pagar los 3.000 euros de golpe, así que le dan la solución de pagar sólo la mitad para darles la luz, y que el mes siguiente pagara la otra mitad.

Julián acepta pagar los 1.500 euros con tal de tener el servicio restablecido mientras se investiga lo sucedido. Tras el ingreso y la consiguiente llamada, Iberdrola le dice que no vale con pagar la mitad, que si no paga todo lo que debe no le ponen luz en la casa. Desesperado por la situación y sin recursos legales ni intelectuales para proceder de otro modo, termina pagando los 3.000 euros completos.

La segunda factura es de 70 euros, algo más lógico, pero sin ser la ganga que le había vendido el primer comercial, de hecho, es más de lo que pagaba con su anterior compañía. Julián denuncia lo sucedido en la OCU y, probablemente, acabe ganando el recurso, pero ¿cuándo? ¿Dentro de 2 años? A lo mejor para entonces ni siquiera siguen entre nosotros. ¿Y el resto de ancianos a los que les hayan hecho lo mismo y no sepan ni que existe la OCU? Desalentador.

Josefina necesita unos cuidados y unas medicinas que asfixian la economía de cualquier jubilado, y tras este desembolso injustificado, injusto y descabellado, Julián no podrá darle a su esposa el tratamiento que ésta necesita. La desesperación y la impotencia se ciernen sobre el matrimonio que ha visto como son robados descaradamente y sin ningún tipo de escrúpulo.

Josefina ha perdido la cabeza, y mientras Julián lucha por no tirar la toalla, otros se aprovechan del desconcierto en el que vive un anciano que ha de cuidar de alguien que no sabe quien es ni donde está, ni tan siquiera es capaz de recordar cómo se hacen las acciones más básicas de cualquier persona como beber, lavarse o ir al baño.

Publicado en Bitácora

Sigo perdiendo peso preocupantemente

Este año 2012 se está caracterizando por dos cosas que, en principio, no están relacionadas, pero que probablemente sí lo estén. La primera es que el 20 de enero me lesioné el pié izquierdo, cuya consecuencia ha sido dejar de jugar al fútbol hasta el día de hoy, y sigo sin poder hacerlo. La segunda es una pérdida de peso tan preocupante como incesante.

Evidentemente no es algo bueno, pero como todo en la vida, tiene un lado positivo. En este caso es una conversación normal con una persona que no mencionaré por castigo expreso, y que se ha convertido en una mofa digna de ser publicada:

M: ¿Sigues perdiendo peso? ¡Vamos a tener que mirar dos veces para verte!

Yo: Cuando me conociste pesaba 83 kgs, hoy he pesado 72

M: Joder, ¿y tienes más pruebas o te han dado ya por perdido?

Yo: Me dieron por perdido al nacer

M: Por eso te lanzaron al espacio y llegaste a nuestro planeta, ahora todo encaja…

Publicado en Bitácora

Un depósito de gasolina por 80 euros

Cuando todavía teníamos identidad monetaria y el litro de gasolina estaba a más de 90 pesetas, se comentaba que jamás pasaría de 100 porque el salto psicológico que suponía eso haría que la gente se echara a la calle y protestara enérgicamente, pero no fue así. Con la moneda única (para gobernarlos a todos, para encontrarlos, para reunirlos y para en la oscuridad atarlos) pasó algo similar cuando el litro estaba a más de 90 céntimos. Pero tampoco pasó nada cuando superó el euro por litro.

La siguiente barrera psicológica a la que, por desgracia, he tenido que enfrentarme hoy, ha sido la de llenar un depósito de gasolina por más de 80 euros. Ya me jodió pasar de 70 por depósito, pero lo de hoy ha sido un shock del que todavía me estoy recuperando, vamos, que me he alejado el asiento 1 punto más de los pedales para llegar peor al acelerador y así gastar menos.

Sí amigos, 80 euros por poco más de 57 litros y medio de gasolina 95. A 1.389 euros/litro, 231 de las antiguas pesetas. Es como para indignarse. Pero claro, viendo los precedentes de revolución por subida de la gasolina, me veo desempolvando mi vieja bicicleta. Ah no, que tampoco hay carril-bici. ¿Adónde irán a parar mis impuestos, especialmente los de la gasolina? Tendré que enterarme de cuando sube la gasolina para ir a la estación de servicio a llenar garrafas un día antes, como se ha hecho siempre. Eso sí que era de ahorrador y no la cuenta Naranja.

Publicado en Bitácora, Tecnología

Las chapuzas informáticas de Bankia

Como todo el mundo sabe, Bankia es la fusión de varias cajas de ahorros, como son: Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja de La Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia. Pues bien, se supone que esto viene a ser como si Google compra YouTube y entonces tú ya puedes entrar a YouTube con tu cuenta de Google (como, efectivamente, así es). Yo, en mi feliz ignorancia, pensaba que los bancos eran entidades eficientes y que tras un largo proceso de reestructuración tendrían todos los cabos atados, pero se ve que no.

Para mi inminente viaje a Japón, la compra de los billetes de avión corrió por cuenta de uno de los integrantes del periplo, al cual tendríamos que ingresar después nosotros el total del billete de cada uno, 675 euros para ser exactos. El chico en cuestión nos dio su número de cuenta y nos dijo que era de Bankia. Perfecto, yo tengo cuenta en Caja Madrid así que sin problemas, voy con mi dinero a mi oficina y le ingreso la pasta. Y es aquí donde me doy cuenta de la ineptitud informática de Bankia.

Yo: Venía a hacer un ingreso
Ella: Dígame el número de cuenta
Yo: bla bla bla…
Ella: Esa cuenta no es de Caja Madrid
Yo: Pero es de Bankia, ¿esto es Bankia no?
Ella: Aquí solo podemos hacer ingresos a Caja Madrid

Perfecto. Primera chapuza. Es decir, ¿no puedo hacer un ingreso a una cuenta del propio banco en el que estoy? Entonces, ¿para qué os habéis fusionado y os habéis puesto todas el mismo nombre? Bueno venga, la cuenta era de Caja de La Rioja y eso está muy lejos de Madrid, vale [/ironía]. Pero entonces, ya que tengo cuenta en Bankia, hazle una transferencia.

Ella: La transferencia conlleva comisiones

¿Cómo? ¿Me estás diciendo que tras una fusión de cajas, no habéis sido capaces ni siquiera de unificar la informática interna? Pero venga, aceptamos que la banca, en su pluralidad tecnológica [/ironía], no pueda compartir datos tan variopintos, pero, ya que eres un único banco, al menos ofrece las transferencias gratuitas como si los fueras de verdad. Que ya sé que internamente hay que cobrar comisiones porque sois unos inútiles que no habéis hecho vuestro trabajo, pero luego, como sois todas el mismo banco, os lo devolvéis y fuera. Pues no, mejor hacerlo más difícil para el usuario (y de paso sacar algo por la cara). Segunda chapuza, y esta es todavía peor que la primera. Con dos cojones.

Publicado en Viajes

El viaje soñado: Japón

Ya sé que dije que hablaría de mi reciente viaje por Bélgica y Holanda, pero ando ahora liado con el próximo que, de una vez por todas, será al país del sol naciente, a mi amado Japón. La fecha de salida es el 28 de octubre, el regreso el 9 de noviembre. Es poco tiempo pero las circunstancias así lo han determinado. En estos días pretendo realizar un periplo por estas ciudades:

  • Tokyo (4 noches)
  • Kamakura
  • Hakkone
  • Nara (2 noches)
  • Kyoto (2 noches)
  • Osaka (1 noche)
  • Himeji
  • Miyajima (1 noche)
  • Hiroshima (1 noche)

El coste inicial de toda esta locura es:

  • Avión: 675 euros
  • Hoteles: 350 euros
  • Japan Rail Pass (2 semanas): 434 euros

A esto hay que sumarle los gastos de comida, bebida, compras y actividades de ocio y cultura. Es un pico, pero solo pisar suelo nipón ya será un sueño hecho realidad.

Sayonara amigos!

Publicado en Viajes

Viaje a Bélgica y Holanda

Desde el sábado 8 al sábado 15 de octubre estuve haciendo una ruta turística por Bélgica y Holanda, coincidiendo en Amsterdam con la fecha de mi cumpleaños (el 12), pura casualidad… El periplo empezó y terminó en Charleroi donde aterricé a eso de las 10 de la mañana del día 8 y despegué a las 19 horas del 15. Lo primero fue coger un coche de alquiler en el aeropuerto y me dispuse a realizar los 900 kms de ruta planeada, a saber:

  • Día 8: Bruselas
  • Día 9: Gante y Brujas
  • Día 10: Amberes y Rotterdam
  • Día 11: La Haya y Amsterdam
  • Días 12 y 13: Amsterdam
  • Día 14: Utrecht y Eindhoven
  • Día 15: Maastricht

Una buena paliza, tanto en carretera como a pie, pero merece la pena absolutamente. Como son muchas ciudades he pensado en hacer un artículo por cada una así que mañana Bruselas (a ver si consigo ir haciendo una al día).

Resumen: cerveza a tutiplen, eso es así.