Dulce introducción al rock

Conozco gente de todo tipo, diferentes clases sociales, diferentes tendencias políticas y diferentes estilos musicales, y sé que en ciertos temas es imposible hacer cambiar de parecer, pero en ésto último hay algo de sobra conocido, una ley innata: si escuchas mucho una canción, te acaba gustando. O al menos no te suena mal, te acostumbras a esa melodía e incluso la tarareas sin darte cuenta.

Es por esto que la mayoría de la gente es aficionada a la música que más se pone en radios y discotecas, independientemente de su condición social, política o religiosa. Para ser más concretos, lo que ponen en los40, vende. Vende porque lo ponen todo el tiempo, lo repiten tantas veces que te acaba por gustar, tu oído se adapta a ello. Sin embargo, quiero hacer ver a la gente que no sólo lo que emiten por ahí es bueno, de hecho, casi nada lo es, pero ese es otro tema.

Lo que vengo a decir es que si las personas que se obcecan en escuchar sólo los40, abrieran su mente y se pusieran temas de otros estilos, seguramente les acabaría gustando también y, de paso, podrían incluso llegar a darse cuenta y diferenciar la música elaborada de la que no lo es, aunque quizá ya esté pidiendo demasiado.

Por eso quiero empezar una iniciativa que creo que puede dar sus frutos. Desde aquí no puedo obligar a nadie a que se repita la misma canción 100 veces, eso ya lo hacen los40, pero si voy poniendo temas agradables al oído “comercial”, quizá poco a poco les vaya introduciendo en el maravilloso mundo del rock. Apunto alto, lo sé, pero con vuestra ayuda seguro que algo haremos.

Al fin y al cabo, he visto a todo tipo de individuos entregadísimos mientras sonaba “Cannabis” de SKA-P o “La fiesta pagana” de Mago de Oz, siendo estilos totalmente opuestos a lo que suelen escuchar. Y eso sólo es por repetición. Como aquí no tengo ese condicionante, lo intentaré con temas que “entran” bien. ¿Me echáis una mano?

Voy a ir recopilando vuestros comentarios para hacer un listado de temas fáciles de digerir por el público general, no rockero, e iré poniendo los temas que me sugiráis, de momento os dejo la “Dulce introducción al caos” de Extremoduro, que aunque pudiera no ser la más adecuada, o sí, es la que inspira el nombre de la sección:

El uso de los juegos en Android

Los smartphones se han popularizado tanto que hasta nos llega a resultar extraño ver a alguien sin uno. Recuerdo amigos que se negaban a dar el salto porque “no necesitaban Internet en el móvil”. Y es verdad, es una necesidad casi impuesta, pero lo cierto es que ahora ya nadie puede vivir sin ello, tenemos que estar conectados a todo 24 horas.

Pero no sólo de email y whatsapp vive el hombre, el elenco de aplicaciones que tenemos a nuestra disposición es enorme, unas 700.000 tanto en Google Play como en App Store. De hecho, ocurre incluso que hay gente que se pasa a los smartphone por poder jugar a Angry Birds, es de locos, pero los juegos están creciendo enormemente en las plataformas móviles, tanto que grandes empresas de videojuegos de toda la vida, están portando sus mejores títulos a Android e iOS. Si esto lo mezclamos con la conexión ininterrumpida a Internet, tenemos una mezcla potente e irresistible.

Es decir, tú puedes llegar a casa y dejarte la pasta en Binguez, pero el resto del día ¿qué? Pues igual, desde el móvil ahora podemos jugar al poker, al black jack, a la ruleta o a cualquier cosa que antes estaba reservada para los ordenadores de sobremesa. Y como este, cientos de ejemplos que la tecnología móvil pone a nuestra disposición las 24 horas del día y en cualquier lugar. Sin duda hemos avanzado, quizá hacía un lugar peor, dirán algunos, pero un avance es, eso seguro, como lo utilice cada uno es problema suyo. En realidad, como los casinos de verdad, que existan no es algo malo, lo malo es el mal uso que puedas darle, pero como en todo, el coche es el medio de transporte que más gente mata y, sin embargo, es el más usado. Ahí queda eso.

Es una pena hacerse viejo, pero alguien muy sabio, pensando en la hiel que produce tal efecto, pensó en endulzar el momento exacto en que se conmemoran los años de vida con regalos, bueno, quizá fuera algún centro comercial o magnate del capitalismo, en cualquier caso, recibir un presente por la hazaña de haber sobrevivido un año más, es una costumbre inevitable.

Y ya puestos, aprovecho que en breve habré vivido un año más, para recordar las cosas que, a pesar de no ser totalmente necesarias, me gustaría tener. Enseres que disfrutaría, no como un niño con zapatos nuevos, que todos sabemos que estrenar calzado nunca fue algo agradable, sino de verdad, como cuando recibes un regalo que realmente te gusta y no tienes que fingir sorpresa y gusto a la vez, harto difícil.

PS3 + F1 2012

Nadie se sorprenderá al saber que soy un gran aficionado a la Fórmula 1. Pues bien, la nueva PlayStation 3, más pequeña, más ligera y con 500 GB de disco duro, viene con una oferta de lanzamiento acompañada del F1 2012, juego que amo. 296.95 € aquí.

Rocksmith

Como ya estoy un poco cansado de tener que tocar una guitarra de plástico para poder jugar, estaría muy bien tener el Rocksmith, un juego tipo Guitar Hero pero tocando con una guitarra real. La guitarra ya la tengo, así que con el juego me bastaría (otra guitarra tampoco sería despreciada). 86.95 € aquí. También disponible para PC, por si acaso nadie me regala la PS3.

Samsung Galaxy S III

Flamante apasionado de Android, es obvio apostar por esta maravilla de la tecnología moderna. No es un regalo barato, pero sois muchos para poner y yo ya necesito renovar mi viejo Nexus One. 549 € libre aquí.

No se me ocurren muchas más cosas que me hicieran especial ilusión. Las frikadas siempre son opciones acertadas, cualquier chorrada sobre el cubo de Rubik, Star Wars o Mario Bros., siempre son bien recibidas. Pero no os preocupéis demasiado, son sólo cosas materiales, inertes, sin vida, lo importante de verdad está más allá, lo importante de verdad no se puede comprar, requiere sacrificio, esfuerzo… si no sabes qué regalarme, entrégame lo que es realmente importante: dinero. Ya veré yo que hago con él xD

Usar Dropbox con Caja

Si estás utilizando Caja, el fork de Nautilus, ya sea sobre un Linux Mint con MATE, o de cualquier otra manera, y quieres sincronizar Dropbox con tu explorador de ficheros favorito, estás de enhorabuena, porque hace bien poco se lanzó el paquete caja-dropbox para tal finalidad. La única pega es que no está del todo optimizado para instalar y listo, así que vamos a compilar el paquete, pero no os asustéis que es muy sencillo y rápido.

Instalar paquetes necesarios

Estos paquetes nos servirán para poder compilar este y otros muchos programas de aquí en adelante, así que no están nunca demás.

sudo apt-get install libcaja-extension-dev docutils-common build-essential mate-common

Descargar y descomprimir caja-dropbox

Simplemente has de entrar en esta web y elegir el fichero que más te guste, compresión zip o tar.gz. Yo explicaré como descomprimir el tar.gz, pero viene a ser lo mismo:

https://github.com/mate-desktop/caja-dropbox/downloads

Descomprimir el fichero descargado:

tar xvzf mate-desktop-caja-dropbox-c096075.tar.gz

Y accedemos a la carpeta que contiene los ficheros descomprimidos:

cd mate-desktop-caja-dropbox-c096075

Instalar caja-dropbox

Muy fácil, los 3 pasos típicos para hacer una instalación compilando el código:

./autogen.sh
make
make install

Y para terminar reiniciamos Caja:

killall caja

Listo. Ya puedes ejecutar tu Dropbox para sincronizar tus ficheros mediante Caja.

Josefina y Julián son un matrimonio de ancianos de 86 y 87 años respectivamente. Viven en su piso de 40 metros cuadrados con un único dormitorio, la medicina les confirmó el capricho de la naturaleza: no podían tener hijos. Pero no era la única desgracia que les esperaba, Josefina empieza a tener un Alzheimer muy avanzado, enfermedad que enterró a su hermana Pilar, mi abuela. Julián hace lo posible por cuidar de ella pero la situación empieza a ser muy complicada y sus fuerzas muy escasas.

En esto que reciben la llamada de un avispado comercial de Iberdrola que pretende hacerles una rebaja muy seductora en su factura de la luz. Julián sólo escucha ventajas y acepta el cambio desde su antigua compañía con la que nunca tuvo problemas. Pero no es oro todo lo que reluce, y engañar a un abuelo siempre ha sido harto sencillo.

La primera factura de Iberdrola debería ser sustancialmente menor que las que tenían antes, pero la realidad de nuevo se ceba con la pequeña familia. El montante asciende a 3.000 euros. Así es, dos ancianos de casi 90 años gastan 3.000 euros de luz en un piso de 40 metros cuadrados. Obviamente Julián llama a la compañía para avisar del error, pero no le hacen caso y le instan a pagar la factura. Hecho que, por supuesto, se niega a realizar.

Como no podía ser de otra manera, Iberdrola no intenta siquiera investigar el fallo y les cortan la luz. Si ya es difícil cuidar a una anciana con Alzheimer, hacerlo a oscuras, sin poder cocinar y con la comida de la nevera en riesgo de echarse a perder, es algo inhumano. Así que Julián vuelve a llamar a Iberdrola explicando que es un pensionista y que no puede pagar los 3.000 euros de golpe, así que le dan la solución de pagar sólo la mitad para darles la luz, y que el mes siguiente pagara la otra mitad.

Julián acepta pagar los 1.500 euros con tal de tener el servicio restablecido mientras se investiga lo sucedido. Tras el ingreso y la consiguiente llamada, Iberdrola le dice que no vale con pagar la mitad, que si no paga todo lo que debe no le ponen luz en la casa. Desesperado por la situación y sin recursos legales ni intelectuales para proceder de otro modo, termina pagando los 3.000 euros completos.

La segunda factura es de 70 euros, algo más lógico, pero sin ser la ganga que le había vendido el primer comercial, de hecho, es más de lo que pagaba con su anterior compañía. Julián denuncia lo sucedido en la OCU y, probablemente, acabe ganando el recurso, pero ¿cuándo? ¿Dentro de 2 años? A lo mejor para entonces ni siquiera siguen entre nosotros. ¿Y el resto de ancianos a los que les hayan hecho lo mismo y no sepan ni que existe la OCU? Desalentador.

Josefina necesita unos cuidados y unas medicinas que asfixian la economía de cualquier jubilado, y tras este desembolso injustificado, injusto y descabellado, Julián no podrá darle a su esposa el tratamiento que ésta necesita. La desesperación y la impotencia se ciernen sobre el matrimonio que ha visto como son robados descaradamente y sin ningún tipo de escrúpulo.

Josefina ha perdido la cabeza, y mientras Julián lucha por no tirar la toalla, otros se aprovechan del desconcierto en el que vive un anciano que ha de cuidar de alguien que no sabe quien es ni donde está, ni tan siquiera es capaz de recordar cómo se hacen las acciones más básicas de cualquier persona como beber, lavarse o ir al baño.

La instalación y configuración de vsftpd, para algunos el servidor FTP más seguro del mundo, es muy fácil e intuitiva. El problema viene con ciertas particularidades y, sobre todo, con los errores ‘500 OOPS: vsftpd: refusing to run with writable root inside chroot()’ y ‘530 Login incorrect’ que no dejan conectarse con un usuario local del servidor. Vayamos por partes.

Instalación

Como en la mayoría de los programas básicos, se puede instalar mediante apt o yum según tu sistema. Yo lo he hecho en un Ubuntu Server 12.04 así que el comando sería el siguiente:

sudo apt-get install vsftpd

También puedes descargarlo de su web oficial.

Configuración

vsftpd

Vamos a abrir el fichero de configuración del vsftpd y analizar los puntos más importantes:

sudo nano /etc/vsftpd.conf

Hay muchos parámetros que podemos configurar, pero esto estaría lo básico:

  • listen = YES
    Para que se inicie con el sistema.
  • anonymous_enable = NO
    No permitimos que usuarios anónimos puedan conectarse a nuestro servidor. Es por seguridad, pero si tú quieres permitirlo tendrás que configurar algunos parámetros más para que no puedan trastear mucho.
  • local_enable = YES
    Para poder conectarse con los usuarios locales del servidor donde está instalado.
  • write_enable = YES
    Si quieres que los usuarios puedan escribir y no sólo descargar cosas.
  • local_umask = 022
    Esta máscara hace que cada vez que subas un archivo, sus permisos sean 755. Es lo más típico en servidores FTP.
  • chroot_local_user = YES
    chroot_list_enable = YES
    Sirven para que los usuarios locales puedan navegar por todo el árbol de directorios del servidor. Evidentemente esto sólo queremos permitírselo a ciertos usuarios, para ello tenemos el siguiente parámetro.
  • chroot_list_file = /etc/vsftpd.chroot_list
    Indicamos el fichero donde están listados los usuarios que pueden navegar hacía arriba por los directorios del servidor, lo normal es que sea el administrador del servidor y poco más.

Hay pocos parámetros más, pero si quieres échales un vistazo porque vienen bien explicados en el propio fichero.

vsftpd.chroot_list

Este fichero no suele existir así que debemos crearlo y editarlo. Aquí irán los nombres de usuarios que queremos que puedan listar todos los directorios del servidor y no sólo el suyo asignado por FTP. Esto viene bien para usuarios administradores.

sudo nano /etc/vsftpd.chroot_list

Este comando te abrirá un documento vacío, pon en cada línea un nombre de usuario.

Grupo FTP

Todos los usuarios que queramos utilizar para FTP deben estar albergados en el mismo grupo para así darles unos permisos especiales como no poder conectarse por SSH al servidor.

Creamos el grupo:

sudo groupadd ftp

Creamos una shell fantasma para que no puedan entrar a la consola del servidor:

sudo mkdir /bin/ftp

Abrimos la lista de shells del sistema:

sudo nano /etc/shells

Agregamos nuestra shell fantasma al final del fichero:

/bin/ftp

Usuario FTP

Lo primero es crearle una carpeta de usuario. Puedes hacerlo donde tú quieras, pero yo suelo meterles a todos en una subcarpeta del home general.

Creamos la carpeta para meter a los usuarios:

sudo mkdir /home/ftp

Creamos la carpeta del usuario particular:

sudo mkdir /home/ftp/antonio

Creamos el usuario:

sudo useradd -g ftp -d /home/ftp/antonio -c "Antonio Garcia Lopez" antonio

Explicación:

-g ftp => el usuario pertenece al grupo ftp
-d /home/ftp/antonio => el directorio principal del usuario es /home/ftp/antonio
-c “Antonio Garcia Lopez” => el nombre completo del usuario es Antonio Garcia Lopez
antonio => la última palabra será el nombre de usuario

Ahora le asignamos una contraseña:

sudo passwd antonio

Y finalmente le asignamos la shell fantasma:

sudo usermod -s /bin/ftp antonio

Este paso se podía haber hecho al crear el usuario, pero lo dejo separado por si queremos asignarle la shell fantasma o no.

Errores conocidos

530 Login incorrect

Este error es el más común con la última versión del vsftpd. Es un gran quebradero de cabeza con una solución muy simple:

sudo apt-get remove vsftpd
sudo rm /etc/pam.d/vsftpd
sudo apt-get install vsftpd

500 OOPS: vsftpd: refusing to run with writable root inside chroot()

Este error se da porque vsftpd no permite que los usuarios puedan escribir en su carpeta raíz. Una solución es quitarle los permisos de escritura a esa carpeta. Esto hará que el usuario no pueda hacer nada en su propia carpeta, así que lo mejor es crearle otra dentro con permisos normales para que pueda utilizarla.

sudo chmod 555 /home/ftp/antonio
sudo mkdir /home/ftp/antonio/documentos
sudo chown antonio:ftp /home/ftp/antonio/documentos

Con todo esto ya deberías poder acceder al servidor FTP con cualquier usuario del sistema sin ningún problema.

No carga el ClockworkMod Recovery

A mi me ha pasado con un Nexus One al intentar hacer un wipe de la Dalvik Cache, pero vale para cualquier terminal que utilice ROM Manager y para cualquier propósito.

El problema es que intentas iniciar el ClockworkMod Recovery pero te aparece la pantalla típica de los skaters que viene por defecto en Android. No hay ningún problema.

  1. Entra en ROM Manager
  2. Menú > Ignorar Flash Manual > Aceptar > Elegir modelo de móvil > Elegir versión de ClockworkMod Recovery

Y al reiniciar tendrás la interfaz del propio ClockworkMod Recovery lista para trastear a tu gusto.

Sigo perdiendo peso preocupantemente

Este año 2012 se está caracterizando por dos cosas que, en principio, no están relacionadas, pero que probablemente sí lo estén. La primera es que el 20 de enero me lesioné el pié izquierdo, cuya consecuencia ha sido dejar de jugar al fútbol hasta el día de hoy, y sigo sin poder hacerlo. La segunda es una pérdida de peso tan preocupante como incesante.

Evidentemente no es algo bueno, pero como todo en la vida, tiene un lado positivo. En este caso es una conversación normal con una persona que no mencionaré por castigo expreso, y que se ha convertido en una mofa digna de ser publicada:

M: ¿Sigues perdiendo peso? ¡Vamos a tener que mirar dos veces para verte!

Yo: Cuando me conociste pesaba 83 kgs, hoy he pesado 72

M: Joder, ¿y tienes más pruebas o te han dado ya por perdido?

Yo: Me dieron por perdido al nacer

M: Por eso te lanzaron al espacio y llegaste a nuestro planeta, ahora todo encaja…

Esta semana empieza la Eurocopa

Obviamente ganar 3 títulos seguidos va a ser muy complicado, pero hay que reconocer que España ha pasado de ser el eterno fracaso a la ilusión constante. Y está claro que si caemos en cuartos, presumiblemente ante Francia, volverán los fantasmas del pasado, porque en España somos muy así, si ganan, nuestro patriotismo se desborda, si pierden, es que son unos paquetes y no valen para nada.

Sea como sea, lo más importante de estas competiciones veraniegas es juntarse con los amigos a beber cerveza, las cosas como son, y eso las marcas lo saben y lo aprovechan para crear anuncios donde nos tocan la fibra futbolera, véase el ejemplo de Cruzcampo:

Y el making of que también merece la pena:

Yo ya tengo mis cervecitas enfriándose en la nevera para el España-Italia de este domingo, a ver si son capaces de ganar algo sin amañarlo (hijoputismo gratuito, que es lunes xD).

Solucionar “Unpacking Dropbox 97%”

Tienes tu Linux perfectamente configurado pero a la hora de instalar el fabuloso Dropbox, el desempaquetado se queda parado en el 97%. Bien, no te preocupes, la solución está en 3 sencillas líneas.

Hay que descargarse un fichero así que abre un terminal y ve a la carpeta donde quieras que se descargue, luego podrás borrarlo:

cd ~/descargas

Ahora vamos a descargar el fichero, darle permisos de ejecución y ejecutarlo:

wget http://webupd8.googlecode.com/files/fixdropbox
chmod +x fixdropbox
./fixdropbox

Listo. Ya tienes solucionado el problema, ahora sí terminará la instalación y el desempaquetado perfectamente y no se quedará parado en el “Unpacking Dropbox 97%”.

Por cierto, si la descarga del fichero no funciona, puedes crearlo tú mismo con cualquier editor de texto poniendo el siguiente contenido:

#!/bin/bash

homestrip=$(echo $HOME | sed -e 's/\//\\\//g')

dropbox stop
rm -r ~/.dropbox-dist
dropbox start -i

echo "sleep 20 && dropbox start -i" | tee ~/.dropbox.sh
chmod +x ~/.dropbox.sh

sed -i "s/Exec=.*/Exec=$homestrip\/\.dropbox.sh/" ~/.config/autostart/dropbox.desktop
chmod 555 ~/.config/autostart/dropbox.desktop