Publicado en Bitácora

Sigo perdiendo peso preocupantemente

Este año 2012 se está caracterizando por dos cosas que, en principio, no están relacionadas, pero que probablemente sí lo estén. La primera es que el 20 de enero me lesioné el pié izquierdo, cuya consecuencia ha sido dejar de jugar al fútbol hasta el día de hoy, y sigo sin poder hacerlo. La segunda es una pérdida de peso tan preocupante como incesante.

Evidentemente no es algo bueno, pero como todo en la vida, tiene un lado positivo. En este caso es una conversación normal con una persona que no mencionaré por castigo expreso, y que se ha convertido en una mofa digna de ser publicada:

M: ¿Sigues perdiendo peso? ¡Vamos a tener que mirar dos veces para verte!

Yo: Cuando me conociste pesaba 83 kgs, hoy he pesado 72

M: Joder, ¿y tienes más pruebas o te han dado ya por perdido?

Yo: Me dieron por perdido al nacer

M: Por eso te lanzaron al espacio y llegaste a nuestro planeta, ahora todo encaja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *